7 mins

El máximo goleador del Werder Bremen en Alemania es el peruano Pizarro

The Futbol Times

The Futbol Times

Claudio Miguel Pizarro, nuestro LEGIONARIO de hoy que ha roto innumerables records en el fútbol europeo y es el máximo goleador extranjero de la Bundesliga

“El Bombardero de los Andes”, así se le conoce a Claudio Pizarro desde muy joven, hoy a sus 38 años de edad y todavía en el fútbol europeo, muestran lo importante que ha sido su carrera, marcada de muchos goles, hasta el momento 319 en 745, y hasta que no llegue su retiro, está muy seguramente seguirá creciendo.

Nació en el Callao, el 3 de octubre de 1978, y desde muy joven se destacó por su poder anotador debutando en el profesionalismo en su país un 16 de marzo de 1996 a los 18 años de edad en el Deportivo Pesquero en la Primera División. En este club alcanzó a jugar una temporada completa, la del 79 llegando a jugar 41 partidos, consiguiendo 11 goles y como ha sido una constante en su carrera, aportando 7 asistencias.

Después pasaría a uno de los clubes más importantes en Perú, el Alianza Lima, con el que jugó hasta el año 99 consiguiendo 28 goles en 55 partidos y 10 asistencias, sin embargo esas buenas actuaciones no le alcanzó para conseguir algún campeonato en su país natal, ya que al año siguiente se convertiría en un LEGIONARIO más en el fútbol mundial.

Pizarro después de haber conseguido 5 goles en un solo partido en Perú, fue contratado por el Werder Bremen de Alemania, llegando para la temporada 99/2000, vistiendo la playera número 10 fue la grata revelación de la Bundesliga consiguiendo 19 goles en esa temporada siendo el tercer mejor convertidor en la tabla de goleadores.

Al año siguiente su olfato goleador volvió a ser determinante para su club, y generó toda clase de comentarios positivos en Europa, llegando a sonar para equipos tan importantes como el Barcelona o Real Madrid en España, sin embargo fue el mejor equipo alemán de los últimos años, el Bayern Munich, el que se hizo a sus servicios para la campaña 01/02.

Su debut no pudo ser más auspicioso, ya que anotó su primer gol con el equipo bávaro apenas a los cuatro minutos de iniciado el encuentro ante el Schalke 04 por la segunda fecha de la Bundesliga. Durante esa temporada, logró convertir 15 goles en la Liga y 4 en la Liga de Campeones de la UEFA. También ganó la Copa Intercontinental disputada en Tokio en diciembre del 2001 luego de que el Bayern derrotó por 1-0 al Boca Juniors de Argentina. Su primera temporada con el equipo de Múnich anotó 20 goles en 50 partidos con 2 asistencias.

Un año después Pizarro se coronó campeón de la Bundesliga consiguiendo su primer título en su carrera, lo que significaría su mejor momento en el fútbol alemán. Dicho torneo del campeonato, lo reconoció en tres oportunidades como la figura del partido y desde que se inició la segunda rueda en febrero del 2003, tras recuperarse de una lesión, no dejó de ser titular. De nuevo volvió a ser el tercer mejor artillero con 15 dianas, a seis de Giovane Élber y Thomas Christiansen.

Del equipo alemán saldría hasta la temporada 06/07, por problemas con su presidente, el mítico Franz Beckenbauer, que no quiso aceptar la solicitud del peruano por un aumento sustancial de sueldo, por lo que el jugador salió a préstamo al Chelsea de Inglaterra por solicitud de su técnico, el portugués Jose Mourinho. A este club llegó a mediados de 2007, pero no tuvo una buena campaña, además de ser muy resistido por la afición del equipo por lo que para agosto de 2008 ya estaría regresando, a préstamo, a uno de los clubs donde mejor había brillado y del que había salido 7 años atrás, el Werder Bremen.

Volvió a ser ese jugador fundamental, marcando en esa primera temporada de regreso 17 goles en 26 partidos, consiguiendo dos hat-trick en las fechas 15 contra el Eintracht Frankfurt y en la 26 al Hannover. En la temporada 08/09, Pizarro acumuló 28 goles en 46 encuentros, de los cuales 7 los marcó a nivel continental.

Al AC Milan le marcó 2 en la Copa de la UEFA, por lo que el Bremen se clasificó a octavos de final eliminando al cuadro rossonero en San Siro. Luego anotó el gol decisivo en el empate 3-3 contra el Udinese, que clasificó al Bremen a semifinales, y posteriormente fue vital en el triunfo de su equipo por 3-2 sobre el Hamburgo, marcando un gol, con lo que el Bremen logró el billete a la final de la Copa de la UEFA, que finalmente perdió frente al Shakhtar Donetsk en Estambul.

Pero en junio de 2009 tuvo que regresar al Chelsea, y aunque disputó partidos con el equipo en el World Football Challenge, no tenía la confianza del entrenador Carlo Ancelotti, por lo que Pizarro regresó al Werder Bremen el 18 de agosto del mismo año, pero esta vez fue comprado. Volviendo a destacarse al máximo con este equipo consiguiendo 29 goles en 40 partidos y 7 asistencias, obviamente ganándose a toda la fanaticada de este equipo, misma que nunca lo dejó de querer.

Allí permaneció hasta la campaña 2011/12 cuando sorprendió a todos anunciando que para la siguiente campaña cambiaria de camiseta, regresando al Bayern de Múnich, este anunció se dio el 15 de mayo por parte de su padre después de que el jugador, estando concentrado con su selección, pidió un permiso especial para arreglar algunos asuntos, algo que los seguidores del Bremen no vieron con muy buenos ojos, pero “El conquistador”, podía hacer lo que quisiera por su alta calidad de goles.

Y como lo había hecho antes, volvió a triunfar en el mejor equipo alemán, volviendo a salir campeón en la temporada de 2013 de la liga, y consiguiendo después la Champions en la campaña de 2012/13 y siendo determinante, pero como el buen hijo regresa a casa, el 7 de septiembre de 2015 regresó al Werder donde aún sigue triunfando, aunque no es titular indiscutido, sigue anotando cada vez que ingresa al campo.

En la presente campaña, que termia en Alemania este fin de semana, ha jugado 18 partidos, muy pocos completos, ha conseguido 2 goles y realizado una asistencia, y a sus 38 años de edad su continuidad en este club y hasta en el fútbol, está en duda, pero muchos son los números que ha dejado en su goleadora historia:

A nivel de clubes ha jugado 725 partidos consiguiendo 310 goles y 107 asistencias, mientras que con la selección ha estado en 85 partidos consiguiendo 20 anotaciones y 7 pases a gol. En Alemania es el máximo goleador extranjero en la historia de la Bundesliga con 190 goles, ubicándose en el top 5 de esta lista. El séptimo histórico del Bayern Múnich y el máximo goleador en la historia del Werder Bremen.

A nivel de competiciones internaciones, es el tercer máximo goleador latinoamericano en Copas Europeas (Champions League, Copa UEFA y UEFA Europa League) al conseguir 48 goles, situándose sólo detrás de Lionel Messi y Alfredo Di Stéfano. También es el séptimo goleador histórico de la Liga Europea de la UEFA con 24 goles. Con la selección peruana es el quinto goleador histórico y el octavo con más partidos.